Mercado del Rastro

El Rastro es un mercado callejero al aire libre que se celebra los domingos y festivos en Madrid.

Este mercado se encuentra en el centro de la ciudad y es un clásico para los madrileños y también para turistas que llegar para ver el ambiente y quizás volverse a su casa con algun libro o alguna antiguedad.

Cientos de puestos ambulantes se ubican alrededor de la Plaza de Cascorro, la calle Ribera de Curtidores,, hasta Ronda de Toledo y Embajadores.



Que se puede encontrar en El Rastro

Artículos difíciles de encontrar en las tiendas habituales: muebles vintage, objetos curiosos o de colección. Puestos con antigüedades, venta de segunda mano, libros antiguos, componentes electrónicos, ropa, complementos., etc

Historia

El Rastro de los domingos empezó a ser una realidad en el siglo XIX aunque todavía se vendía de todo en el barrio durante la semana. No se sabe exactamente cuando se asentó el mercado fuera de los días hábiles.

Durante siglos hubo comercio en las aceras y vendedores que “deambulaban” en las calles del barrio y en la Plazuela del Rastro (Plaza de Cascorro) mientras estaban los mataderos abiertos.

Y esta venta aumentó a lo largo de los años con puestos colocados en la calle, imponiéndose gracias al interés del público.

En El antiguo Madrid, obra editada en 1861, Mesonero Romanos describe el Rastro como una venta de “todos los ustensilios, muebles, ropas y cachivaches averiados por el tiempo, castigados por la fortuna, ó sustraídos por el ingenio á sus legítimos dueños. Allí es donde acuden á proveerse de los respectivos menesteres las clases desvalidas, los jornaleros y artesanos; á las miserables covachas de aquellos mauleros cubiertas literalmente de retales de paño, de telas de todos los colores; á los tinglados de los chamarileros, henchidos de herramientas, cerraduras, cazos, sartenes, velones, relojes, cadenas y otras baratijas; á los montones improvisados de libros, estampas y cuadros viejos, que cubren el pequeño espacio de pavimento que dejan los puestos fijos, asisten diariamente en busca de alguna ganga ó chiripa los aficionados veteranos, rebuscadores de antigüedades, arqueólogos y numismáticos de deshecho, bibliógrafos y coleccionistas de viejo…

Este cuadro del mercado de todos los días representa con bastante exactitud lo que se conoció en el siglo XX como el Rastro hasta el día de hoy, a pesar de la reordenación y reducción que se le impuso.

Lo cierto es que, en la segunda mitad del siglo XIX, el mercado se instaló el domingo además de los días hábiles hasta celebrarse casi exclusivamente los domingos.

Fuente: http://www.elrastro.org

Web

http://www.elrastro.org

Localización

Calle Ribera de Curtidores y alrededores.

Como llegar

La zona está cerca de la Plaza Mayor y se puede llegar a pie desde la Puerta del Sol. Las comunicaciones son buenas, tanto en Metro como en autobús

Horario de visita

Domingos y festivos: de 09:00 a 15:00 horas.

Transporte

Metro: La Latina, línea 5; Embajadores, línea 3.